Ir al contenido principal

Del jefe de Protocolo al DIRPRO: La revolución del Protocolo



Fig. 1. Soldados estadounidenses ensayan en el podium antes de la llegada del presidente electo, Donald Trump, en Washington DC.

Va siendo hora de que iniciemos una revolución en el mundo del protocolo y que empecemos por cambiar el concepto que tenemos del responsable de protocolo.

El responsable de protocolo de una empresa o una institución no es un acomodador de lujo. Tampoco es exclusivamente el que se dedica exclusivamente a ordenar autoridades de acuerdo más o menos con un decreto/orden/ley de precedencias.

Su importancia es mayor y su actividad es trascendental e inevaluable ya que está llamado a ser el responsable de la imagen de la entidad jurídica para la que trabaja.

Por eso va siendo el momento de que pasemos de los tradicionales jefes de protocolo, que colocan banderas y autoridades en torno a unos dispositivos protocolares en los diferentes actos o eventos en los que intervienen, a señalar que su actividad es mayor y es fundamental. 

Al igual que un director de comunicación no redacta solo notas de prensa, sino que todos sus actos van dirigidos a consolidad la comunicación de la empresa/institución, el director de protocolo no sólo ordena autoridades/personas/instituciones sino que debe poseer unos conocimientos avanzados de comunicación y relaciones públicas, dado que su actividad influye no sólo en la comunicación externa de la empresa, sino también en la comunicación interna de la misma, convirtiéndose en una pieza clave del Plan de Comunciación.

El Director de protocolo no sólo coge unas normas y vigila que se cumplan, es el encargado de que todas las piezas relacionadas con la realización de las diferentes actividades comunicativas de una empresa/institución tengan un final feliz que es una comunicación adecuada a unos objetivos que son nuestros públicos: publicos externos e internos en una empresa; funcionales, contratados y administrados en una institución politico-administrativa.

Es hora de apartar la denominación obsoleta de jefe de protocolo por restrictiva y sustituirla por una más acorde con sus funciones: DIRECTOR DE PROTOCOLO o si preferís abreviarlo DIRPRO.

El jefe interino de la Policía de Washington, Peter Newsham, ha asegurado en una reciente entrevista con la NBC que sus agentes están preparados para realizar "arrestos masivos" y para que, en caso de que sea necesario, se pueda procesar "muy rápidamente" a los detenidos. En la imagen, los trabajadores limpian la alfombra de la plataforma usada para la toma de posesión.
Fig. 2. Operarios limpian la alfombra en el Capitolio.

Reivindiquemos el valor social, comunicativo y económico de una profesión del siglo XXI.

El presidente electo, Donald Trump, momentos antes del juramento de su cargo.
Fig. 3. Todo listo para el juramento.



Forma de citar esta entrada Sánchez-González, D. del M. (2019). Del jefe de Protocolo al DIRPRO: La revolución del Protocolo Blog de Dolores del Mar Sánchez-González. Recuperado de http://mdmsanchez.blogspot.com/2020/02/del-jefe-de-protocolo-al-dirpro-la.html

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué es el Protocolo Institucional?

El Protocolo institucional es algo más que el simple Protocolo oficial. Dado que actualmente aplicamos con carácter genérico y restrictivo el término Protocolo oficial a los actos que se organizan por el Estado (oficiales, incluso en la errónea creencia que todo lo que organiza el Estado son actos oficiales), creemos que debemos efectuar una pequeña distinción para aclarar tan importante concepto. Existe una fuerte tendencia a considerar que el Protocolo oficial consiste exclusivamente en la aplicación del decreto de precedencias, lo cual es correctamente erróneo pero nos obliga a realizar una serie de puntualizaciones.

El término Protocolo Institucional hace referencia a una serie de normas administrativas a tener en cuenta en la imagen que proyectan las instituciones político-administrativas. 

El Protocolo institucicoal es el Derecho ceremonial de las Instituciones-político administrativas.

El término Protocolo Institucional designa a aquel conjunto de normas usos y costumbres que regu…

Ni Reyes eméritos, ni Reyes honoríficos: Reyes (y punto)

Rey don Juan Carlos y Reina doña Sofía  Recientemente en el tribunal de defensa de del Trabajo de fin Máster del Máster Universitario en Protocolo de la @UNED apareció el tan manido tema de los Reyes honorarios, honoríficos o eméritos, y preguntamos a la alumna en cuestión sobre tal denominación y que nos indicara las fuentes donde había obtenido la información. La alumna, que por descontado diré que obtuvo una magnífica calificación amablemente nos facilitó esos datos que dan pie a esta entrada.
El tema vuelve a ser de actualidad debido al aniversario de boda de los reyes, y sus recientes apariciones públicas en el Open de Tenis de Madrid, en el homenaje a Pérez Rubalcaba y en las exequias del Gran Duque de Luxemburgo, en este último caso representando además a la Familia Real española.
Es obvio que hemos sacado las cosas de contexto, pero ello es, como casi todo, culpa del legislador y de la imprecisión léxica.
El adjetivo "emérito" está restringido en su aplicación a los ámb…

LA PROFESIÓN DE PROTOCOLISTA

¿Qué es un protocolista?

No. No. No...
No te molestes en buscarlo. 
Por mucho que lo intentes ningún diccionario va a devolverte la consulta. De hecho cuando escribo estas líneas mi corrector me da error y me marca la palabra en rojo.
Si vives en Iberoamérica, la respuesta es clara: aquel que trabaja en una notaría, por aquello de asociar el protocolo con los protocolos notariales.
Pero en España un protocolista no es otra cosa que un especialista en Protocolo, un mago del orden, un artista. 
Hay quien nos asemeja a los acomodadores de lujo, pero nuestra profesión no consiste tan sólo en ordenar personas. Nuestra profesión es un arte. Es armonía. Es ingenio. Es intuición. Es ilusión... 
En Iberoamérica, el término que se utiliza para semejantes funciones es el de ceremonialista. Término que por cierto también me marca el corrector en rojo, porque en castellano ese término tampoco existe. Pero el oficio de protocolista va mucho más allá del de organizar ceremonias...
También hay otro oficio, …